Salsa Bechamel

Descubre cómo hacer bechamel

Salsa Bechamel

Se podría decir que la bechamel es la reina de las salsa. También se le llama salsa blanca, por su color tan blanquecino. Pero lo cierto es que esta simple salsa elaborada con apenas 3 ingredientes, constituye la base de muchas otras salsas y recetas, como lasañas, croquetas o rellenos.

Bechamel con queso

Tengo un recetario reservado para mis recetas favoritas, esas de confianza que siempre me salen bien, esas que me han demostrado una y otra vez que funcionan, las recetas que hago con regularidad.

Y por supuesto, esta salsa bechamel sencilla está dentro de mi recetario. Para mí, la bechamel es una salsa clásica, muy rápida de hacer y me siento cómoda con ella. Cuanto más queso le añado, más me gusta.

Bechamel con queso

Es increíblemente útil, la utilizo en la pasta, en la coliflor cocida, en lasañas, en crepes rellenos y en cualquier otro plato que se que mejorará con una gruesa capa de bechamel con queso.

Esta receta es una salsa encantadora, con mucho cuerpo. Si requiero una consistencia más líquida, le añado un poco más de leche. Y utilizo el queso que tengo en ese momento en la nevera.

Es cierto que en su elaboración se requiere un poco de atención, para que no se pegue al fondo de la cazuela. pero lo demás es pan comido.

Congelarla es una gran manera de tener una salsa rápida para una cena imprevista. Añade un poco de queso más, hierve un poco de pasta, y la cena estará lista.   Tiempo de preparación: 5 minutos/ Tiempo de cocinado: 10 minutos/ Tiempo total:15 minutos

Ingredientes para 2 tazas de bechamel

  • 60 g de mantequilla
  • 50 g de harina de trigo
  • 500 ml de leche entera
  • 125 g de queso cheddar, rallado
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Indicaciones de la receta:

Tamiza la harina en un bol y resérvalo. Derrite la mantequilla en una cazuela a fuego lento. Cuando esté bien caliente, añade la harina tamizada y bate hasta que tengas una mezcla homogénea.

Cuece la harina y la mantequilla durante 2 minutos, revolviendo constantemente, hasta que empiecen a salir burbujas de la mezcla y cambie a un color más claro. Esto quiere decir que la harina se está cocinando.

Añade poco a poco la leche, removiendo constantemente para evitar la formación de grumos. Cuando empiece a espesar, sazónalo con sal, pimienta negra y nuez moscada.

Cocina la salsa a fuego lento durante unos siete minutos, revolviendo con frecuencia, hasta que la salsa espese.

Deja que la salsa llegue a la ebullición (cuando empiece a hacer blip) y luego retíralo del fuego. Añade los quesos y remueve para que se derritan por completo.

Notas.

Si comienzan a formarse grumos cuando vas agregando la leche, retíralo del fuego y bátelo hasta que la mezcla se suavice. Vuelve a poner la cazuela al calor y continúa añadiendo el resto de la leche.

Se puede mantener en un recipiente hermético guardado en el frigorífico durante unos días, y también congelarlo (sólo hay que calentarlo antes de volverlo a utilizar).

Se puede utilizar cualquier queso que te guste en esta salsa. Normalmente yo uso cheddar, pero puedes utilizar un queso suizo si quieres un sabor más suave.

La cantidad de queso es una sugerencia. Puedes utilizar más o menos queso dependiendo del uso final de la salsa, del queso y de tus gustos. Yo normalmente añado puñados de queso hasta que sabe bien.

Más Salsa Bechamel

Bechamel ligera para canelones

Hay diferentes texturas que se pueden conseguir en una bechamel. Puede ser más consistente para hacer unas croquetas o un relleno, o más ligera para cubrir unos canelones, una lasaña o unas berenjenas.

En esta ocasión vamos a elaborar una bechamel más ligera o líquida, para utilizar como salsa que cubre unos canelones ( cualquier otra preparación). La clave de la consistencia es la proporción entre el roux (la mezcla de mantequilla y harina) y la leche.

Leer completo

Bechamel para croquetas

Conseguir una masa perfecta para hacer unas croquetas no es difícil, pero si que requiere seguir unas pautas para conseguirlo.

Lo más difícil es dar con la textura perfecta, que sea lo suficientemente gorda como para darlas forma después, pero sin que sea un plastrón incomible.

Leer completo

Bechamel con cebolla

Tanto para darle un sabor dulce a cebolla, o como truco para que no se formen grumos, añadir un poco de cebolla picada a la bechamel siempre es una buena idea.

Aunque no es una salsa que se caracterice por su complejidad, si que requiere atención por nuestra parte, ya que puede quemarse fácilmente, sobre todo la harina en la mantequilla. Sólo queremos cocinarla lo suficiente como para quitar algo de ese sabor crudo, así que no es necesario mucho tiempo.

Leer completo

Bechamel vegana

La salsa bechamel sirve para un montón de platos: croquetas, lasaña, rellenos, etc. Normalmente se hace con mantequilla, harina y leche de vaca, pero puesto que esta es una versión vegana, la leche de sustituye por leche vegetal, de soja o de cualquier otra variedad. También es válido un buen caldo de verduras.

Leer completo

Salsa bechamel light

Es sorprendente como apenas 3 ingredientes simples (mantequilla, harina y leche), pueden transformarse en una salsa cremosa y deliciosa.

Una bechamel puede ser la salsa más deliciosa o un pastón seco y harinoso incomible. Todo depende del modo de hacerlo.

Leer completo

Salsa bechamel fácil

La salsa bechamel, también conocida como salsa blanca, es una salsa clásica espesa para todo uso, a base de mantequilla, harina y leche.

Cuando necesitas una salsa blanca y rápida, tu mejor opción es una bechamel. Lo mejor de ella es su versatilidad. Se puede añadir a la pasta, al pollo, al pescado, a las verduras ... es totalmente combinable.

Leer completo

Bechamel sin grumos

Esta receta de bechamel está especialmente testada para evitar la formación de los odiosos grumos. Es sencilla, rápida de hacer, y con un sabor maravillosamente delicado.

Probablemente la bechamel sea la más versátil de todas las salsas, se puede hacer de mil maneras diferentes, pero todas tienen la misma esencia.

Leer completo

Bechamel en Thermomix

La salsa bechamel es la reina de las salsas. Creo que se puede utilizar prácticamente con cualquier plato, como base de otras salsa, como guarnición...

He leído algunos datos interesantes sobre su origen: Al parecer, el inventor de esta salsa fue Louis de Bechamel, el primero que propuso esta salsa en sus recetas allá por el siglo XVII.

Leer completo

Bechamel con ajo

La salsa bechamel no tiene ningún misterio, consiste en un poco d mantequilla, harina y leche, pero aún así, es una de las mejores salsas que hay.

Es una buena idea aprender cómo hacer esta simple salsa, ya que es la base para otras salsas y se puede utilizar en muchas recetas diferentes.

Leer completo

Creo que con la información de esta web ya tendrás suficientes ideas de cómo se hace la salsa bechamel. ¡Nada menos que 10 formas distintas de hacerla!

Quizás también te interese saber hacer salsa vinagreta, otro acompañamiento perfecto para tus platos. Y si necesitas saciar tu sed de recetas, te recomendamos la receta de quiche lorraine, la de albondigas en salsa de almendras, y para terminar la receta de tarta de queso.

¿Sabes que puedes hacer la salsa bechamel en una olla digital? Si aún no lo tienes, en esta tienda la encontrarás al mejor precio.

Y es que contar con buen material para cocinar es elemental. A partir de ahí, probar diferentes trucos y formas de hacer platos en la cocina. ¡Qué te aprovechen estas recetas de bechamel y gracias por tu visita!