Salsa Bechamel

Descubre cómo hacer bechamel

Bechamel vegana

Bechamel vegana

La salsa bechamel sirve para un montón de platos: croquetas, lasaña, rellenos, etc. Normalmente se hace con mantequilla, harina y leche de vaca, pero puesto que esta es una versión vegana, la leche de sustituye por leche vegetal, de soja o de cualquier otra variedad. También es válido un buen caldo de verduras.

Tampoco podemos utilizar mantequilla, así que la podemos sustituir por margarina o aceite de oliva, siendo este último la mejor y más saludable solución.

También se le puede incorporar cualquier especia o hierba aromática que queramos, como ajo en polvo, albahaca, nuez moscada, etc.

La receta básica sólo tiene 3 ingredientes, y a partir de ahí le podemos añadir todo el sabor que queramos con los condimentos.

Es más simple de lo que puede parecer hacer esta salsa vegana, sin usar leche o mantequilla, y por lo tanto, 100% vegano: sólo unos pocos ajustes permitirán a los veganos y a los que sufren intolerancia a la lactosa disfrutar del sabor de una deliciosa salsa bechamel, e incluso usarlo para mejorar sus propias recetas veganas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina de trigo para todo uso
  • 480 ml de leche de soja (u otra leche vegetal)
  • Especias al gusto: Pimienta negra, sal, nuez moscada, etc.

Indicaciones

Vertemos el aceite en un cazo y lo ponemos a calentar a fuego medio-alto. A medida que el aceite se calienta, tamizamos la harina y la añadimos a la sartén mezclándolo todo con unas varillas hasta que esté bien integrado.

Dejamos que se fría la harina en el aceite durante unos 3 minutos, sin dejar de removerlo. Si vemos que está muy caliente, bajamos la temperatura para que no se queme.

Calentamos la leche de soja y la vertemos poco a poco, sin parar de removerlo con las varillas, hasta que la salsa vaya espesando gradualmente.

Por lo general, obtendremos el espesor correcto después de haber alcanzado el punto de ebullición y hervido durante unos minutos.

Cuando tengamos el espesor que queramos (teniendo en cuenta que la salsa va espesándose a medida que se enfría) lo retiramos del calor y añadimos las especias que queramos.

Notas

Para hacer más cantidad de bechamel, hay que tener en cuenta que de harina siempre ha de ser una cucharada menos que de aceite. Esto significaría que si usas 6 cucharadas de aceite de oliva, de harina serían 5 cucharadas.

Si utilizas leche de soja, presta atención a qué tipo de bebida compras, ya que hay varios tipos de leche de soja a la venta, a menudo se suele vender como bebida dulce, y la salsa estará dulce.