Salsa Bechamel

Descubre cómo hacer bechamel

Bechamel  en Thermomix

Bechamel en Thermomix

La salsa bechamel es la reina de las salsas. Creo que se puede utilizar prácticamente con cualquier plato, como base de otras salsa, como guarnición...

He leído algunos datos interesantes sobre su origen: Al parecer, el inventor de esta salsa fue Louis de Bechamel, el primero que propuso esta salsa en sus recetas allá por el siglo XVII.

Sin embargo, el nombre de Bechamel fue dado por François Pierre de la Varenne más adelante. Este hombre era el cocinero del rey Luis XIV, y lo menciona en su libro de recetas "Le Cuisinier François" con el fin de dejar claro su creador.

Hoy en día muchos ponen en tela de juicio su origen francés y afirman que fue italiano, un derivado de la "salsa colla" (salsa de cola), y que fue exportada a Francia por Catalina de Medici.

Independientemente de su origen, la verdad es que ahora todo el mundo puede hacer en su casa esta maravillosa salsa. Pero no todo el mundo puede hacerla con la Thermomix.

Cuando visito a mi madre en fechas señalas y la veo hacer bechamel, siempre pienso, ¿cuánto tiempo necesita para agitar y remover la bechamel para que no se le queme?

Yo cuando preparo lasaña, la bechamel nunca es mi preocupación, simplemente le pongo todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix, selecciono la temperatura, el tiempo y la velocidad y me olvido. Una gran diferencia, ¿verdad?

Ingredientes para 6 personas:

  • 1 litro de leche (mejor que sea entera)
  • 100 g de harina
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de sal
  • Nuez moscada al gusto
  • Pimienta negra recién molida

Preparación de la bechamel con Thermomix:

Pon todos los ingredientes en el vaso. Selecciona 90 ° C, velocidad 4, durante 12 minutos.

Puedes reducir la cantidad de ingredientes a la mitad y cocinarlos en la mitad de tiempo (unos 6-7 minutos), a la misma temperatura y velocidad.

Se puede variar en todo momento la consistencia de nuestra salsa añadiendo más leche para hacerlo más líquido, o un poco más de harina para espesarlo.

También es posible añadirle un poco más de mantequilla si queremos que salga más sabrosa. Para realzar su sabor, las especias son lo mejor. Siempre se suele utilizar la pimienta negra, pero puedes añadir un poco de nuez moscada, e incluso unas hierbas aromáticas.

Consejos.

Añade la sal y las especias al final de la cocción y no al principio, ya que evitará que el condimento sea demasiado o no lo suficiente.

Se pueden hacer muchas variantes de la salsa bechamel mediante la adición de otros ingredientes o variando las cantidades. Por ejemplo, le puedes añadir queso gruyere o queso parmesano rallado, nata o leche evaporada en vez de leche normal.